Importancia de un profesor en la práctica

Hace unos días atrás un amigo me preguntó si es importante tener un profesor de yoga, hoy en día se escucha decir mucho la frase, “tú eres tu mejor maestro”

Esta afirmación es totalmente cierta, especialmente cuando exploramos una postura o Asana, el practicante es el que está experimentado la práctica por lo que en ese momento nadie podrá tener una percepción más clara acerca de las sensaciones y procesos que se están experimentando durante esa Asana, sin embargo, en términos de técnica y alineación anatómicamente segura, como principiante en la práctica la idea de “tú eres tu mejor maestro” tal vez no sea la mejor opción, ya que dependiendo de cuál sea tu conciencia corporal o conexión que tengas con tu cuerpo, la práctica puede ser beneficiosa o altamente lesionante

Entre los primeros 5 a 7 años de práctica es necesario tener un profesor de yoga que pueda guiarte. Al practicar yoga se empezarán a experimentar diferentes emocionales y sensaciones, es en este momento es donde la guía de un profesor y sus consejos serán de suma importancia para seguir progresando en tu camino como practicante.

Te recomendamos que la persona que sigas como tu instructor de yoga tiene que ser una persona “calificada” esto significa tener suficiente experiencia en la práctica para poder guiar a otros de forma segura

Yoga no puede ser aprendido exclusivamente leyendo libros, participando en talleres, intensivos y trainings, estas son herramientas sumamente útiles, pero la práctica es lo que te permitirá digerir, entender y desarrollar la habilidad de compartir tu práctica desde tu experiencia y no basado en la memoria. Es por esto que un profesor cualificado debe invertir tiempo en su práctica personal

En Bright Yoga entendemos que la gran mayoría de la información que compartimos con los estudiantes debe venir de cómo experimentamos la práctica

Ahora, ¿Que tan frecuente debo ver a mi profesor? En el primer año es importante visitar a tu profesor tan frecuente como sea posible, esto te ayudará a construir una base sólida en tu práctica que te permitirá desarrollar tu práctica de forma segura

Luego, de ser posible, te será de gran ayuda si puedes visitar tu profesor una vez al mes o más frecuentemente, de tal forma de tener la oportunidad de corregir hábitos que se pueden crear con facilidad cuando uno práctica solo en casa

Especialmente si careces de inspiración, practicar con tu profesor y otros estudiantes te permitirá mantener la llama de la práctica viva

A Ricardo Martin, uno de nuestros directores, le gusta invertir un mes al año en el cual pueda visitar a su profesor enfocarse en la práctica y seguir profundizando y refinando su práctica y entendimiento en el método de Ashtanga vinyasa Yoga a mayor profundidad.

Dejanos saber si tienes alguna pregunta a [email protected] que con gusto te podemos ayudar 

Buen día y bonita práctica 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *